El ministro de obras públicas, Gerson Martínez, afirmó que «el gran ofendido» con la corrupción en la construcción del ex bulevar Diego de Holguín fue la población salvadoreña, de ahí la importancia de que se conozca qué pasó con el dinero.

El ministro de obras públicas, Gerson Martínez, afirmó que una de las cosas más importantes en el juicio por presunta corrupción en la construcción del ex bulevar Diego de Holguín es que la población conozca qué sucedió con los más de $73 millones por los que se procesan al exministro del ramo, Jorge Nieto y, además, ex funcionarios del último gobierno de ARENA.

Durante la entrevista «El Salvador Ahora», transmitida por Televisión de El Salvador y Radio Nacional, Martínez dijo que los imputados pagaron $30 millones por el tramo uno de la vía y lo dejaron abandonado.

«El gran defraudado y ofendido con los $73 millones de la Diego Holguín es la ciudadanía, los honrados somos más», expresó el titular de obras públicas.

El ministro señaló que la defensa de los imputados actualmente trata de evitar que el tribunal los cite; pero dijo que él representa a la institución defraudada, por lo que tiene el derecho, el deber y la responsabilidad de ir a sede judicial por el caso.

Los pagos en arbitrajes y adelantos en la construcción de la ex carretera Diego de Holguín, hoy bulevar Monseñor Romero, fueron las formas en cómo se cometieron los actos de presunta corrupción por ex funcionarios del último gobierno de ARENA y del asocio Copreca-Linares.

Según la denuncia interpuesta por el ministro Martínez en mayo de 2010 a la Fiscalía General de la República (FGR), todo empezó en noviembre de 2005 cuando se informó a la empresa que ganó la licitación, aunque no cumplía con los requisitos financieros y del formato del asocio como lo estipulaban las bases de competencia.

A partir de la audiencia inicial en septiembre de 2013, fecha en que se judicializa el caso, el proceso comienza en el Juzgado Quinto de Paz y hasta en la etapa de instrucción en octubre de 2014 no existieron mayores problemas.

Sin embargo, la audiencia preliminar, que es la fase previa a la vista pública y es en la que actualmente se encuentra el caso, se ha reprogramado cuatro veces la actividad.

Esto se añade a la suspensión decretada por el Juzgado Quinto de Sentencia el recién pasado lunes, debido a que espera la resolución de la Cámara Primero de lo Penal, instancia que resuelve un recurso interpuesto por el ex ministro Nieto.

En agosto de 2015, el Juzgado Quinto de Instrucción ordenó auto de apertura a juicio contra Nieto, como autor directo del delito de peculado, falsedad documental agravada e incumplimiento de deberes por las irregularidades detectadas en la construcción del ex bulevar Diego de Holguín.

También, el Tribunal ordenó enviar a juicio al ex viceministro de obras públicas, Sigifredo Ochoa Gómez, como cómplice necesario en el delito de peculado y como autor directo de falsedad documental agravada.

El ministro Martínez dijo durante la entrevista que escuchó a uno de los imputados del caso decir que este ha sido un proceso viciado, y aseguró que con estas declaraciones se busca que él (Gerson Martínez) no testifique; sin embargo, cuando denunció el caso a la FGR lo hizo con 23,000 folios.

«Los carteles de la corrupción siempre buscan dilatar los casos con el objetivo de que prescriban», valoró el funcionario.

Tomado de Transparencia.

conversaciones de facebook