En términos generales, el proceso de selección de ternas que serán presentadas al Presidente de la República para elegir un comisionado para el Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP) por parte del sector empresarial del país, se valoró con mayores niveles de transparencia, participación, publicidad y pluralismo de los sectores productivos del país, sin embargo, esto no fue del agrado de todos.

La Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) presentó cuatro candidatos propietarios y tres suplentes para ser seleccionados en las ternas que serán propuestas y aspiran a ubicar un Comisionado en el IAIP. 

La Asociación de Empresarios Salvadoreños de Transporte de Pasajeros (ASTP), propuso un candidato, al igual que el Consejo Nacional de Empresarios Salvadoreños (CONAES) y la Confederación de Federaciones de la Reforma Agraria Salvadoreña (CONFRAS).

Al final de la selección la terna propietaria del sector de las asociaciones empresariales quedó compuesta por: Félix Cárcamo (CONAES) con 11 votos; Andrés Grégori Rodríguez (CONFRAS), quien tuvo ocho votos; y Ulises Jovel (ANEP) con cuatro votos.

Como terna suplente en este mismo sector fueron escogidos: Yanira Cortez (CONFRAS), Jacqueline Aquino de Palacios (ANEP) y Benjamín Pleités (ANEP). 

A diferencia del pasado proceso de selección donde asistió sólo el apoderado legal de la ANEP para votar por las tres propuestas que se presentarían para tener a un Comisionado, hoy votaron 21 representantes legales, haciendo más plural y participativo el proceso.

No obstante tener mayor competencia, la ANEP logró que uno de sus candidatos propietarios entrara en la terna y dos como suplentes. Sin embargo, antes de que acabara el proceso de selección, el apoderado legal de la ANEP, Javier Argueta, afirmaba a un periódico que impugnarían el proceso porque no fue acorde a la ley.

Para Abel Lara, presidente de CONFRAS, «El Salvador hizo uso de la institucionalidad del país y realizó un proceso democrático donde la ANEP, conformada por diferentes sectores, así como nosotros, sector agrícola empresarial, pudimos participar de manera conjunta», aseguró.

Agregó que la participación de asociaciones cooperativas agrícolas «está basada en la transparencia y legalidad del reglamento de la Ley de Acceso a la Información Pública (LAIP)» y que cumplieron todos los requisitos que el MINEC les pidió para inscribirse en el proceso de selección.

«En nuestro país la ANEP sólo representa el 6% de la empresa privada, pero también las empresas cooperativas, los responsables de producir azúcar, café y leche, tenemos derecho a participar», señaló Lara.

Sobre la intención de la ANEP de impugnar el proceso, valoró que «si quieren impugnar el proceso y la participación de las asociaciones cooperativas, también tenemos nuestros asesores legales con los que vamos a demostrar que se siguió el proceso adecuado para participar con total transparencia».

El representante de CONFRAS dijo también que es el momento de aceptar nuevos procesos, más democráticos, con amplia participación y con más institucionalidad, que legitimen las elecciones de este tipo, que «son diferentes a cómo se realizaron la vez anterior, cuando no se tomó en cuenta a la pequeña empresa, sino sólo a los grandes empresarios».

Añade sobre la supuesta inconformidad de la ANEP que «lo que sucedió fue que la gran empresa vino desunida, en el proceso de votación se vieron muy divididos y fragmentados, mientras que los representantes de las pequeñas empresas y cooperativas agrícolas venimos unificados».

Por su parte, Pavel Cruz, oficial de información de Casa Presidencial, aclaró que la diferencia fundamental de este proceso de selección de las ternas de representantes empresariales propuestas al Ministerio de Economía, con respecto al anterior, es que se ha ampliado la participación de asociaciones empresariales, se ha eliminado las distorsiones en el mecanismo de votación, «ya que en la elección anterior una sola persona venía con más de 20 poderes y fue la que al final concentró todos los votos en la selección. Ahora el voto es directo realizado por el representante legal y no puede otorgar poder a otra persona para que lo realice».

También aseguró que en este proceso de selección ya no sólo se convocó asociaciones empresariales, sino que también asociaciones cooperativas, de transportistas y otros gremios.

Según el abogado, «el proceso también es más transparente porque se han incorporado principios de participación ciudadana, rendición de cuentas y publicidad, haciendo público el registro de candidatos, como el registro de entidades electoras; y con la eliminación del voto por poder se pretende democratizar el desarrollo de la asamblea y que los candidatos que resulten electos para la terna hayan sido votados por la mayor cantidad de asociaciones que se pueda».

Para Cecilia Olivares, de la Unidad Ecológica Salvadoreña y representante del Observatorio de Gobierno Abierto «en términos generales, fue un proceso bastante transparente y más participativo, con lo que se valida mucho más su resultado. Valoró también positivamente la participación del sector cooperativo, así como la pequeña y micro empresa».

Tomado de Transparencia Activa.

conversaciones de facebook