El Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) junto al Ministerio de Hacienda sostuvieron un encuentro para abordar el tema de la cooperación vigente en temas de agricultura y reducción de la pobreza rural.

Durante la reunión, el vicepresidente del FIDA, Périn Saint-Angede, y el ministro de hacienda, Carlos Cáceres, coincidieron en la necesidad de enfrentar la situación de la pobreza y desarrollo rural del país desde un enfoque compartido entre cooperantes y las autoridades del país, con el fin de agilizar las intervenciones de desarrollo hacia las zonas rurales.

El Ministro de Hacienda recalcó el compromiso del gobierno de trabajar por el desarrollo del sector productivo de la zona rural, señalando que, desde el 2009, se está dando especial énfasis a la reactivación del sector agropecuario; producto de ello, es que el país lleva años sin experimentar escasez de alimentos, a pesar de ser vulnerable ante los efectos del cambio climático, y la estructuración de los préstamos hacia ese sector da buena cuenta de los esfuerzos realizados.     

El  FIDA ha aprobado dos financiamientos para el país en apoyo al «Programa Nacional de Transformación Económica Rural para el Buen Vivir – Rural Adelante», etapas I y II, por montos de $16.7 millones (incluye una donación aproximada de $4.9 millones) y $13.9 millones, respectivamente; el primero de los cuales está en proceso de remisión para aprobación de la Asamblea Legislativa, y el segundo se encuentra en espera de ser autorizado por dicha Asamblea para proceder con la suscripción.

En ese sentido, los representantes del FIDA hicieron  hincapié en el riesgo que se corre de perder una donación por $4.9 millones, si al mes de diciembre de este año no se cuenta con aprobación del financiamiento por parte de la Asamblea Legislativa, manifestando además que sería una pérdida lamentable para la producción agrícola y los habitantes de las zonas rurales.

conversaciones de facebook