Según las primeras observaciones de Kattia Gómez, veterinaria del MARN, la tortuga tiene adheridos una gran cantidad de barnacles (crustáceos que se anclan a cualquier especie marina), pero su condición es estable.

«Le revisamos la boca para descartar la presencia de anzuelos en el esófago y se le colocó suero para hidratarla ya que no ha comido desde que salió del mar. Mañana se le dará comida para ver si se alimenta por sí sola», comentó la especialista.

La tortuga fue encontrada el pasado domingo, varada en la playa de la isla Tasajera, estero de Jaltepeque. Ezequiel Andino dio aviso a las autoridades del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), luego de que unos recolectores de huevos le notificaran sobre el hallazgo.

Los veterinarios del MARN se encuentran monitoreando la condición de salud de la tortuga, y verificarán si no sufre de una posible obstrucción del intestino.

La tortuga podría permanecer en tratamiento varios días, primero en agua dulce para eliminar infecciones y los barnacles de su caparazón y aletas, y luego en agua salada para acelerar su recuperación.

conversaciones de facebook